El pulverizador suspendido ALTIS se ha diseñado para satisfacer las exigencias de las explotaciones de grandes cultivos o de policultivo.

Su gran capacidad de 2.000 litros y su diseño robusto y ligero hacen de este pulverizador un dispositivo manejable en el campo, capaz de adaptarse a cualquier tipo de uso.

Combinado con el pulverizador frontal PF, su autonomía aumenta hasta los 3.500 litros, el equivalente a un auténtico pulverizador automotor.

≈ 3500 l

Una máquina autopropulsada con verdadera autonomía